Un follower ¿un voto?: análisis de Elecciones Europeas 2014

El pasado 25 de mayo se celebraron las Elecciones Europeas, que han decidido quiénes serán los representantes de los países de la Unión en el Parlamento Europeo para los próximos 5 años, y es una buena oportunidad para analizar cómo los diferentes partidos políticos han utilizado las redes sociales para sus campañas. Me ceñiré a España, donde se han decidido los 54 parlamentarios que nos representarán en Europa. Los resultados, como sabes han sido la pérdida de votos de los partidos mayoritarios (PP y PSOE) y un importante crecimiento de otros partidos (La Izquierda Plural, UPyD, Ciudadanos y sobre todo Podemos).

Partidos políticos y redes sociales

En cuanto a las redes sociales, los partidos políticos no suelen lograr muchos seguidores más allá del círculo más cercano de afiliados, simpatizantes y aquellos que lo hacen por motivos profesionales. Votar a un partido político es una cosa, pero seguirlo en las redes sociales otra distinta, y la gente no suele mostrar su adhesión públicamente. Si lo analizamos como si fueran marcas podríamos decir que pasa lo mismo (que compres un producto no quiere decir que sigas a esa marca en redes sociales) pero en el caso de la política suele ser algo que queda en el círculo más privado de las personas.

votos_FB_TW

Comparando votos recibidos con seguidores de esas formaciones en Twitter y Facebook vemos la amplia diferencia. En estas últimas elecciones hay una excepción, Podemos, que con 1,2 millones de votos se acerca a los 200 mil seguidores en Twitter y ya supera los 375 mil fans en Facebook, siendo en la actualidad el partido político con más seguidores en España, algo bastante impresionante si tenemos en cuenta que se trata de un partido creado hace apenas 4 meses. Bien es cierto que tras las elecciones este partido vive un momento de euforia que ha hecho que sus fans se multipliquen, y que mucha gente lo siga por curiosidad… pero por más que he buscado no he encontrado ningún partido político que se acerque a ratios de 1/6 ó 1/4 entre sus votantes y sus redes sociales. En el siguiente gráfico vemos la evolución en Twitter de Partido Popular y Podemos, con la subida espectacular de este último el día 27.

twitter_PP_vs_Podemos

Nadie había previsto el resultado obtenido por Podemos, aunque quizás, si hubiéramos estado atentos a las redes sociales podríamos haberlo intuido. En el siguiente gráfico de evolución de fans en Facebook, vemos como Podemos es el partido que más ha subido en los 3 últimos meses, seguido de Izquierda Unida y UPyD, más allá del crecimiento orgánico de los perfiles.

eleccioneseuropeas_FB

Facebook

En Facebook no se trata de hacer el mayor número de publicaciones o recibir muchos comentarios, el engagement se mide sobre todo en los me gustas recibidos y en las publicaciones compartidas, y analizando los datos de los cinco partidos más votados vemos que Podemos ha barrido.

Twitter

En Twitter la actividad de los partidos ha sido dispar. PP es el partido que menos tuits ha generado, aunque sus números en retuits y favoritos están en torno al 75%. PSOE e IU han realizado una media de 30 tuits diarios, con mejores números en engagement para IU (RTs y favoritos). La actividad de Podemos, cuyo perfil se creó en enero de este año, ha sido mucho mayor, 90 tuits diarios, y aunque el porcentaje de engagement es inferior precisamente por ese volumen, cada tuit de esta formación ha sido retuiteado una media de 70 veces y marcado como favorito en 38 ocasiones, los mejores números entre los cuatro partidos más votados.

En cuanto a los candidatos de los cinco partidos más votados, la mayoría de ellos crearon su perfil en Twitter ex profeso para estas elecciones, salvo Pablo Iglesias de Podemos.

El perfil del candidato del PP, Miguel Arias Cañete, fue creado en abril de 2014 justo antes de la campaña, habiendo publicado sólo 92 tuits desde entonces. En sus tuits alterna fotos clásicas de candidato en campaña, con ataques al PSOE, y algunos vídeos, todo bastante impersonal y oficial. Su último tuit es del 23 de mayo, el día anterior a la jornada de reflexión previa a las elecciones.

Elena Valenciano, la candidata del PSOE, volvió a abrir su cuenta de Twitter que había cerrado en 2013 por motivos personales, para generar una media de casi 9 tuits diarios, muy de campaña electoral clásica con fotos de sus actividades, y algunos selfies. Como novedad, publica píldoras del programa/campaña en formato imagen. Su último tuit es del 25 de mayo, el día de las elecciones.

Willy Meyer, candidato de La Izquierda Plural, abrió su cuenta en febrero de este año y desde entonces ha generado una media de 14 tuits diarios, incrementando su actividad a partir de principios de mayo. Es uno de los candidatos que más retuitea, muy correcto en las formas (siempre usando hashtags), pero también quizás demasiado impersonal y oficial. Mantiene cierta actividad tras las elecciones, veremos si continua.

Pablo Iglesias, de Podemos, es el más «nativo digital». Lleva en Twitter desde 2010 donde se mueve como pez en el agua. Obviamente es el candidato con más seguidores en esta red social desde el minuto uno de la campaña electoral, pero ha seguido subiendo hasta superar los 150 mil seguidores. Ha mantenido una media de 11 tuits diarios entre los que alterna ataques directos a los partidos de «la casta» como él denomina a los partidos mayoritarios que se han alternado en poder, y aunque también hay las clásicas fotos de «candidato abrazando gente», es sin duda el más cercano y personal, aunque en campaña ha perdido algo de ese carácter en servicio a su partido.

Las elecciones no se ganan o se pierden en la redes sociales, pero todo suma, y está claro quiénes las han aprovechado mejor. Los partidos políticos antes estaban obsesionados por «controlar la calle», tener capacidad de movilizar a sus militantes. Las redes sociales son una muy buena herramienta para movilizar y amplificar mensajes, pero indudablemente esto no se consigue abriendo perfiles en Twitter a última hora. Si un partido no es capaz de movilizar a sus votantes, más allá de sus afiliados, a través de las redes sociales está claro que algo no va bien.

Por otro lado y en cuanto a análisis de datos, quizás está mas cerca el día en que podamos predecir los resultados y las valoraciones de los candidatos a través de las redes sociales. De momento ya hay pistas que nos podían haber anticipado algo de los resultados de estas Elecciones Europeas.

New Business and Communication Director Cuando era pequeñito hacía páginas web, y cuando sea mayor quiero ser joven. Navarro, fotógrafo, blogger de tecnología y cocinillas Perfil de Google+ de Jonan Basterra