Todo lo que necesitas saber sobre las acciones con influencers

 

La figura del influencer ha ganado un gran protagonismo durante estos últimos años dentro de las estrategias de marketing de las marcas. Y es que resulta inevitable no encontrarse en Twitter, Facebook o Instagram, una foto, vídeo o post con un ”embajador de marca” patrocinando un producto o servicio.

Su relevancia en redes sociales hace que las marcas se interesen por ellos para dinamizar su contenido de manera auténtica, natural y orgánica a un público potencial, consiguiendo así mejorar su reputación y relevancia. Los influencers pasan a ser los portavoces de la compañía, aportando su imagen y asociándose a los valores de la marca.

 

Trabajar con influencers funciona.

Los usuarios son cada vez más críticos con la publicidad y por ello confían en las opiniones de personas reales, próximas y con las que se sienten afines. Aunque sean personas que no conocemos, sus recomendaciones son muy importantes y las encontramos en las redes sociales, esas plataformas donde todos acudimos a consultar antes de decidir nuestra compra.

De hecho, las redes sociales se han convertido en el mejor altavoz para las marcas de la mano de personas con un enorme poder de influencia y cuya opinión puede ayudarnos no solo a generar notoriedad sino también, a que el alcance de una marca se multiplique traduciéndose en ventas.

 

Y ¿cuál es la clave?

Realizar previamente un pequeño análisis de reputación online, nos salvará de una mala acción, ya que de una buena búsqueda y selección de estos perfiles dependerá nuestro éxito.

No todos los perfiles son aptos, hay que seleccionar a aquellos que tengan un tono de comunicación, un lenguaje y un tipo de publicaciones adecuados y afines a la marca y a sus valores. Además, es clave estudiar en qué red social tendrán más efectividad para elegir aquella donde impacten a una comunidad de seguidores también afines a la marca.

 

No todo vale.

Gestionar este tipo de acciones conlleva tener una organización previa y un conocimiento del territorio sobre el que vamos a trabajar para saber qué y a quién recomendar.

Como empresa abogamos por la profesionalidad y la responsabilidad y tenemos muy claro el tipo de acciones que queremos gestionar con los influencers. Siguiendo esta línea, no apostamos por la mera contratación de tweets, sino que buscamos ofrecer un servicio donde aportemos un valor adicional al cliente consiguiendo la máxima repercusión y visibilidad en redes sociales. El objetivo es que a través de sus perfiles los influencers compartan los beneficios y los valores de la marca o del producto, transmitiendo su propia opinión y experiencia con confianza, naturalidad y cercanía.

 

Informar al usuario y ser transparentes.

Es muy importante que el usuario en todo momento, sepa que se trata de una colaboración comercial. En ocasiones se recomienda utilizar el hashtag #publi para informar al usuario, pero no es obligatorio. Lo que sí está en nuestra mano, es informar al influencer de que lo puede hacer, y que debe dejar implícito en el contenido que publique que se deriva de una colaboración con la marca.

 

¿Cómo elegimos el perfil perfecto?

Dependiendo de los objetivos de la acción deberemos tener en cuenta unos u otros factores. Y estas son las claves:

  • Especialidad y Territorio en el que se mueve:

En base al target en el que queremos impactar así será la especialidad del influencer que buscamos. Debemos buscar aquellos que coincidan y sean afines al producto y a la marca.

  • Cobertura:

A mayor número de seguidores, mayor número de impactos conseguiremos. Aun así, éste no es el indicador más importante, y debe estar siempre acompañado de otros como el engagement (número global  de likes, fav, rtw, comentarios…), que nos ayudará a saber si el influencer tiene una comunidad sólida y real.

  • Comunicación:

Es imprescindible analizar los temas que haya tratado con anterioridad: si emite opiniones relevantes, si genera conversación con sus seguidores, si hace criticas constructivas, si aporta comentarios sobre su especialidad o si por el contrario copia a otros. También es muy importante analizar si ha colaborado con otras marcas y en qué medida.

  • Experiencia:

La experiencia previa con influencers es la mejor garantía. Su sentido de la responsabilidad, solvencia, profesionalidad y naturalidad con sus followers serán garantía de éxito.

 

Y para finalizar, hay que tener en cuenta que siempre estaremos expuestos a opiniones y criticas, pero en ocasiones en lugar de generar crisis, una buena gestión de la situación nos puede ofrecer la oportunidad de abrir un debate sobre el producto y aportar una mayor credibilidad al mensaje.

 

Escrito por Cristina Gómez e Isabel Martínez.

Services Manager Enfrentándome a la vida con la mejor de mis sonrisas. Busco aprender cada día de la gente que me rodea y así crecer profesional y personalmente. @Crisa_GA Perfil de Google+ de Cristina Gómez Amado